Fabricación de Silos y Tanques

Fabricación de silos, tanques, contenedores basculantes o cualquier otro tipo de almacenamiento con la mejor calidad y funcionalidad.

Estos cuentan con las estructuras soportadoras con la calidad y acabado que se precise.

Un silo metálico es una estructura metálica cilíndrica o prismática, de paredes verticales, que sirve para almacenar diferentes materiales. Los silos de acero se utilizan en una amplia gama de la industria, para almacenar sólidos en cantidades muy variables.

Ventajas del silo metálico:

  • Su hermeticidad evita el paso del agua y el aire, conservando las condiciones del material almacenado. Además limita el acceso de plagas, y roedores evitando las pérdidas por esta causa.
  • Su disposición vertical requiere bastante menos superficie de terreno ocupada que las naves de almacenamiento.
  • Son totalmente desmontables, por lo que sus elementos son todos recuperables, pudiendo modificarse su estructura, dimensiones o emplazamiento.
  • Rapidez de montaje, con los consiguientes ahorros en costes fijos de construcción.

Planta de uno o más silos metálicos propia para manejar grandes volúmenes de material. Una planta de silos generalmente está constituida por: Uno o más silos debidamente equipados
Para facilitar el mantenimiento y la operatividad de la planta de silos, y sustentar la mecanización de carga, existen diferentes tipos de accesorios dependiendo de las características de las unidades de silos y las necesidades de producción, tales como:

  • Pasarelas para el paso de personas o como apoyo a mecanización de grandes volúmenes de carga.
  • Plataforma en cúpula para favorecer las tareas de supervisión de las conexiones entre la maquinaria y el silo.
  • Torres de elevadores para aportar estabilidad y facilitar el acceso a las pasarelas, además de posibilitar las tareas de mantenimiento del elevador de una forma más segura.
  • Torres de apoyo diseñadas para soportar las cargas de las pasarelas transmitiéndolas de forma directa a la cimentación.